La vorágine del mundo de hoy sin duda es una de las buenas excusas que utilizamos para enfocarnos en lo urgente y dejar pasar aquellas pequeñas cosas que tanto tiene que ver con lo que suponemos postergable, aun cuando nunca termine de llegar el momento de hacerle su espacio para ocuparnos de ello.

Conoce mi trabajo fotográfico