El Futuro es Espectacular

Desde muy joven esa ha sido siempre la consigna que hizo suya y promueve con pasión, independientemente de las condiciones particulares de las circunstancias y sin dejar de pensar que el presente es lo que le da sentido al futuro.

 

Prueba de ello es el aviso publicado días después del estallido social ocurrido el 20 de diciembre de 2001 en Argentina, el que dejara 23 muertos y miles de heridos y terminara con la renuncia del entonces Presidente, Fernando de la Rúa.

La Nación, Buenos Aires, Diciembre de 2001

Texto del aviso:

El Futuro es Espectacular

Quienes nos conocen, trabajan con nosotros, han requerido nuestros servicios, nos honran con su amistad, han compartido luchas, sacrificios, logros y fracasos, saben que para nosotros lo mejor, siempre está por venir. Para nosotros siempre el futuro es espectacular.

Somos de los que creen que la vida es un permanente andar, que no se puede avanzar pensando que el objetivo es llegar. Llegar se llega a un oasis en el medio del camino y ese es el momento de refrescarse y descansar para luego continuar.

En medio de tanta desazón, de tanta incertidumbre, de pérdida de rumbo, de falta de valores, sabemos que hay caminos alternativos a la queja y la resignación. Es nuestra tarea cotidiana, nuestra obligación con nosotros mismos y el compromiso con quienes compartimos nuestros días, comprender que cada día es una gran oportunidad.

Es el esfuerzo de todos y cada uno de nosotros el que puede producir cambios . No esperamos milagros.

No queremos que nos priven del derecho a vivir en libertad, ni nos impongan soluciones mezquinas. Desconocemos los salvadores que se arrogan poseer la verdad absoluta. Lo único absoluto que reconocemos es nuestro derecho a vivir con dignidad. Nuestro derecho a educarnos, trabajar, alimentarnos, sanarnos, formar una familia, tener hijos, recrearnos, vivir y  morir en paz.

Próximos a estas fiestas, nos gustaría compartir un alto en el camino, imaginando que estamos juntos, disfrutando el momento, recordando las anécdotas del camino recorrido, orando, comiendo, bebiendo, llorando, riendo. Renovando nuestras energías para emprender camino nuevamente.

Nos queda mucho por hacer, sabemos que será duro, pero lo más importante es que somos conscientes de ser capaces de llevar adelante la tarea  que nos queda y que estamos dispuestos a realizarla.

¡NUESTROS MEJORES DESEOS DE UN FUTURO VENTUROSO!

Dic 2001

Como ayer y siempre, EL FUTURO ES ESPECTACULAR !

 

 

Las fotos que se reproducen en este artículo son propiedad de La Nación