Ecuador, un lugar todavía por descubrir. Un país lleno de oportunidades

Es cierto que Ecuador fue descubierto hace ya muchos años, que su joya -las Islas Galápagos- son un destino de renombre internacional que al mismo tiempo es ejemplo de protección, cuidado y puesta en valor.

Sin embargo, Ecuador, el país de los 4 mundos: la Amazonia, la costa, la sierra y la célebre Galápagos, puede presumir con suficiente y genuino orgullo que es el país con más variedad natural, en términos de su superficie total.

Ecuador contiene un 8% de las especies animales del planeta y un 10% de su flora.

Quito, su ciudad capital, fue la primera ciudad de Latinoamérica en ser declarada Patrimonio de la Humanidad

En síntesis, Ecuador es todo un mundo por descubrir, un gran mundo lleno de oportunidades de las que tendremos oportunidad de conocer mucho más en ocasión de la próxima edición de SAHIC, el próximo 16 y 17 de septiembre.

En los últimos años, casi toda la región y especialmente la Andina, ha experimentado un fuerte crecimiento en el negocio del turismo.

Chile, Perú y Colombia, han demostrado que el trabajo fecundo, sostenido y los planes de largo plazo, dan resultado finalmente.

Para enfocarnos rápidamente en el panorama del turismo en Ecuador, señalemos que el este sector contribuye en forma directo con el 2% al PIB del país.

Las llegadas de turismo internacional alcanzaron en 2018 los 2.5 millones de turistas, en tanto que el ingreso de divisas ascendió a US$ 2,392 millones, lo que reporta una media de casi US$ 1,000 por turista, una media elevada para la región.

Es cierto que hay que destacar que, en el número total de ingreso de turistas mencionados se incluyen 945 mil provenientes de Venezuela. Razón por la cual es necesario hacer algún análisis adicional para entender la real calidad de turistas de esos ingresos.

Si observamos los años anteriores, en 2017 el ingreso de turistas del mismo origen ascendió a 277 mil, en tanto que antes de este ciclo, el ingreso rondó en el rango de 100 mil turistas anuales.

Realizado ese análisis y conviniendo en que aproximadamente 200 mil de los ingresos provenientes de Venezuela sean efectivamente turistas, podríamos concluir que el número total de turistas internacionales ingresados en Ecuador en 2018 ronde los 2 millones. Aún así, el crecimiento del arribo de turistas seguiría siendo positivo, tal cual surge de la gráfica que sigue:

cuadro-arturo-carta-ecuador1.png
Fuente: RHC Latin America

Esos 2 millones de turistas representan un 10.7% de crecimiento interanual, lo cual pone a Ecuador en el liderazgo de crecimiento para 2018, según se observa en la gráfica siguiente:

cuadro-arturo-carta-ecuador2.png
Fuente: RHC Latin America

A los efectos de una mayor comprensión del proceso de desarrollo del turismo en Ecuador, y su comparación con lo ocurrido en el resto de la región, es bueno dar una mirada a lo que pasó en el último decenio.

Como se observa en la gráfica que sigue, el crecimiento de arribo de turistas en Ecuador para el decenio 2009-2018, alcanzó el 106.6%, lo cual lo ubica entre los líderes del crecimiento en la región para el mismo período: Chile 107.4% y Colombia 90.7%. En tanto el resto de los países alcanzaron: Uruguay 76.9%, Perú 64.8%, Argentina 61.2% y Brasil 37.9%.

cuadro-arturo-carta-ecuador3.png
Fuente: RHC Latin America

Diversas circunstancias han contribuido en la demora de la llegada de inversiones a Ecuador en forma, como sí lo han hecho las mismas en la mayoría de los países de la zona andina.

Se evidencian ahora condiciones que muestran que el largo camino emprendido comienza a dar sus primeros resultados.

Las costas del extenso y bello litoral ecuatoriano están plagadas de oportunidades para el desarrollo de proyectos que esperan ser puestos en valor, a la vez que una demanda impaciente por este tipo de destinos esta lista para su consumo ni bien éstos estén disponibles.

Una serie de casas con alto valor patrimonial e historia aguardan su puesta en valor.

La Amazonía y la sierra, las otras áreas que completan los cuatro mundos, con sus propias características, terminan de cerrar el abanico de opciones que Ecuador ofrece para aquellos que buscan oportunidades en una región que, al margen de las vicisitudes de los vaivenes de la política y economía mundial, ofrece un futuro distinto y seguramente más posible que el de los mercados tradicionales.

Nos vemos en Quito el próximo 16 y 17 de septiembre.