Tendencias tecnológicas dentro de la industria de la hospitalidad

Cada día es menos habitual ver a los viajeros revisando los folletos impresos que se encuentran en el lobby de los hoteles con propuestas de gastronomía, tours, y otras actividades vinculadas con el esparcimiento. Y es que con las aplicaciones móviles que se descargan gratis desde el celular es más fácil, económico y rápido buscar hoteles, restaurantes y sitios de interés para visitar. Todo esto, claro está, teniendo en cuenta los comentarios que personas de todo el mundo publican en distintos medios digitales, en donde opinan sobre cada experiencia y entregan un puntaje para que el lector pueda decidir qué servicios contratar y cómo vivir una experiencia lo más agradable posible en función de sus gustos y presupuesto.

japon

El hotel japonés Henn-na Hotel cuenta con numerosos robots

Los hoteles apuestan por las apps

Se estima que los usuarios de teléfonos inteligentes crecieron un 22% en Latinoamérica en 2015 frente al 2014 hasta llegar a los 155,9 millones. Además, la firma eMarketer calcula que en 2019 la cifra subirá hasta los 245,6 millones de personas con un smartphone.

Aprovechando esta tendencia, las cadenas hoteleras están apostando a las aplicaciones móviles como un punto de comunicación central con sus huéspedes. En este sentido, algunas de las ventajas de este recurso es permitirle al viajero realizar el check-in, el check-out, solicitar room-service, e incluso pagar a través de este dispositivo. El objetivo a largo plazo es que las personas no necesiten llevar dinero, porque podrán realizar todas las transacciones a través de la app.

Incluso ya hay muchas cadenas que cuentan con soluciones de este tipo. Así, los usuarios que la descargan sin costo pueden acceder a su perfil, los puntos acumulados en su tarjeta de afinidad y hasta reservar un turno en el spa.

Sin dudas, el hecho de que las personas ya estén acostumbradas a realizar distintos trámites online, está obligando a las empresas vinculadas con el turismo a subirse a esta ola cuanto antes.

Si bien a los huéspedes les gusta el servicio y el trato cara a cara, también comenzarán a existir kioscos digitales que agilicen los trámites de check-in y chek-out, y otros vinculados con las redes sociales. Se trata de soluciones para que el usuario de a conocer a su comunidad que está alojado en determinado hotel. Sin duda, esta estrategia de branding puede ser muy efectiva y que ya se utiliza en los hoteles de Las Vegas, por mencionar solo un ejemplo.

Los hoteles más tecnológicos del mundo

En esta carrera por ver cuál es el establecimiento hotelero más moderno, muchos invierten en tecnología de cara al consumidor. En este sentido, en América latina hay varios hoteles que le permiten al pasajero accionar las cortinas, el aire acondicionado, la calefacción y otros elementos a través de un terminal similar a una tablet o un smartphone. Sin embargo, en otras latitudes las virtudes son más excéntricas:

  • Hard Rock Hotel Ibiza, España: Al momento de realizar el check-in, el huésped recibe una pulsera inteligente llamada VIB (Very Important Bracelet), que sirve para abrir las puertas de las habitaciones, acceder a diferentes partes del hotel y hacer el check-out express, entre otras cosas.
  • The Torch, Doha, Qatar: Es edificio de 300 metros de altura ofrece a sus pasajeros un iPad con el que se puede pedir servicio de habitación y controlar el sistema de iluminación ambiental en 12 colores diferentes.
  • Henn-na Hotel, Japón: Inaugurado este año, se trata del primer hotel operado mayoritariamente por robots. Con 72 habitaciones y tan solo 10 empleados, el resto de las funciones son efectuadas por máquinas que hacen de recepcionistas, botones y camareras.

La tecnología de cara al viajero ya está redefiniendo la industria de la hospitalidad en todo el mundo y la manera en la cual las personas experimentan sus viajes, ya sean de ocio o por trabajo. Y, si bien el negocio hotelero es uno de los más antiguos del mundo, no puede dejar de evolucionar. En este punto, Internet y las nuevas tecnologías no pueden dejar de ser analizadas continuamente por los empresarios que quieren que su marca sea vinculada al servicio y a la innovación.