Los Pumas dieron una lección, a pesar de no haber ganado

Ya estamos en la cuenta regresiva para saber qué equipo será el campeón de la Copa del Mundo del Rugby, que termina el próximo fin de semana en Inglaterra.

unnamed (1)

Ya sea que gane Nueva Zelanda o Australia, como argentino quiero destacar el rol de los Pumas. Y es que, con sus actuaciones, estos deportistas de elite despertaron el reconocimiento unánime de los neozelandeses, ingleses, sudafricanos y demás potencias de este deporte por su entrega y coraje en el campo de juego pero, por sobre todo, por su nuevo estilo de juego el cual es una fiesta para los ojos y una reivindicación sobre lo que significa jugar sin especulaciones.

Tuve el privilegio de poder asistir a casi todos los partidos a partir de la tercera fecha, incluido el espectacular triunfo frente a Irlanda en cuartos y a la semifinal con Australia, teniendo el placer de experimentar en primera persona este campeonato tan especial.

Mi pasión por el rugby, al que jugué por once años, se ha renovado con fuerza en los últimos años por la inesperada aparición de Pablo Matera, el hijo de mi mujer quien, junto con otros tantos jóvenes, son parte de este nuevo fantástico proceso del rugby argentino.

Por este motivo, aprovecho para compartir algunos artículos de la prensa mundial, en los cuales se elogia a Los Pumas. Incluso fui fotografiado por un medio inglés junto a mi esposa en el marco de este partido inolvidable.

Con respecto a la dispuesta por el tercer puesto que, el próximo viernes Los Pumas disputarán con Sudáfrica, ojalá sea el broche de oro para estos argentinos que demostraron una vez más la maravilla de este deporte.

En cuanto a la gran final entre los All Blacks y los Wallabies, ¡qué gane el mejor!