Utilice los datos de su hotel para el beneficio de su negocio

Para implementar cualquier acción de marketing antes que nada hay que saber quién es nuestro mercado, y de ahí surgirán las posibles ideas para atraerlo con la mejor relación costo/beneficio.

1024px-Social-media-for-public-relations1

La novedad es que a las tradicionales encuestas que debían ser completadas con lápiz y en papel, ahora hay una gran variedad de herramientas que nos permiten averiguar más sobre nuestros huéspedes, sus inquietudes e intereses.

¿Cómo? Los website como TripAdvisor y otros similares en donde los huéspedes comentan su experiencia en nuestro hotel y hasta nos colocan una puntuación pueden ser de mucha utilidad para observar nuestras fortalezas y debilidades.

También existen otras herramientas llamadas “Social Listening” que permiten detectar cuando se menciona nuestra marca en alguna red social como Facebook y Twitter. De esta manera, podemos saber qué dicen los usuarios sobre nuestra marca y, por qué no, sobre nuestros competidores.

En fin, soluciones para recopilar datos sobre cómo los huéspedes reales y potenciales nos ven, hay muchos; pero la clave está en saber interpretarlos para luego administrar el presupuesto de marketing de la manera más eficiente posible.

Como consejo básico, lo idea es chequear cada tanto las encuestas que estamos entregando a nuestros pasajeros. ¿Nos permiten saber realmente cómo nos conocieron? Porque si la opción es Internet, puede que sea porque nos encontró en Google, o en una publicidad que pagamos en algún website de viajes y turismo. Incluso quizás nos eligió porque miró las fotos hermosas que un amigo publicó en Facebook durante su estadía en nuestras instalaciones.

Como siempre digo, el trabajo en equipo es clave. Por eso, es importante tomar distancia de vez en cuando de cómo estamos llevando a cabo nuestro trabajo y realizar un gran brainstorming que nos permita hacer los cambios y ajustes correspondientes para conocer mejor al huésped y actuar en consecuencia. Porque no se trata de utilizar tecnología sofisticada ni invertir más de lo adecuado en marketing, sino en saber bucear entre los datos que podemos recolectar para hacer un diagnóstico preciso, que nos permita mejorar nuestro negocio.