Fin de año: tiempo de balances y proyectos

Como cada diciembre, llegó el momento de realizar el balance general de lo que sucedió durante los últimos meses y planificar el nuevo periodo que se inicia.

Dentro de la industria del turismo en Sudamérica, hay países que tienen muchos motivos para brindar, mientras que otros deberían replantear sus estrategias para tratar de impulsar este sector que no solo genera ingreso de divisas, sino que tiene un impacto positivo en la sociedad y en la cultura en general.

La Copa del Mundo, la gran estrella

Uno de los acontecimientos más importantes del año a nivel mundial se llevó a cabo en Brasil: El Mundial de Futbol 2014. Por este motivo, el turismo en Sudamérica recibió un impulso único, que se traduce en que, según cifras oficiales, casi se duplicó la cantidad de turistas extranjeros que se esperaban durante el mes mundialista. De hecho, ingresaron más de un millón de visitantes, mientras que estimaban alrededor de 600.000 turistas. Al respecto, los argentinos representaron el mayor número (166.772 personas), seguidos por los procedentes de los Estados Unidos (111.380 visitantes), chilenos (52.000), colombianos (49.246) y mexicanos (40.517).

Sin dudas, el Mundial fue una gran vidriera que le permitió a Brasil darse a conocer aún más ante el mundo, por lo que se espera que durante el 2015 reciba un importante caudal de turistas extranjeros, aunque no en la proporción del 2014. De todos modos, este país sigue trabajando fuerte en su promoción hacia el resto del planeta, motivo por el cual Rio de Janeiro será sede de los Juegos Olímpicos 2016. Sin dudas, este hecho también implica un gran avance en lo que respecta a la infraestructura hotelera de este país, que está atravesando por un panorama económico complejo que seguramente impactará en el mercado del turismo interno.

Un trío que se las trae

Países que hasta hace poco no explotaban las oportunidades que ofrece la industria de la hotelería están trabajando mucho al respecto, no solo para lucir atractivos ante el turismo internacional, sino para que las grandes cadenas inviertan mediante la construcción de hoteles de prestigio mundial. Sin dudas, son los casos de Paraguay, Bolivia y Ecuador.

Por ejemplo, el Gobierno del Paraguay se comprometió a seguir defendiendo los beneficios económicos y sociales del turismo como motor de desarrollo, al aceptar la Carta Abierta sobre los viajes y el turismo de la OMT y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo en octubre de este año, mediante un acto al cual asistió el Vicepresidente y Presidente en Ejercicio del Paraguay, Juan Eudes Afara Maciel, y el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai, junto a una comitiva de ejecutivos en la cual participé como invitado.

Bolivia se está abriendo al mundo a través de la marca “Bolivia Te espera”. Como prueba de esto, contó un stand en el World Travel Market (WTM) de Inglaterra para promover el turismo de ese país. El número de visitantes extranjeros a Bolivia pasó de 524.316 turistas en 2005, a un millón 261.114 en el periodo en 2013, lo cual representa un crecimiento de 140%, de acuerdo a datos del Viceministerio de Turismo. Aunque no hay cifras oficiales del 2014, todo indica que durante este año se ha batido un nuevo record de visitas al ritmo con el cual en este país están invirtiendo en el desarrollo vial y aéreo.  Frente a este panorama, se esperan solo buenos resultados para el 2015.

Por último, el trabajo que están haciendo en Ecuador es digno de destacar ya que están logrando que Galápagos no sea la única razón por la cual viajar a este país. Mediante una estrategia de comunicación moderna y multi-canal dejan en claro que es una nación que tiene mucho para mostrar y ofrecer. No por casualidad, Quito obtuvo por segundo año consecutivo el reconocimiento como “Destino líder de Sudamérica” durante la entrega de los World Travel Awards (WTA) 2014, conocidos como el equivalente a “los Óscar” de la industria del turismo. Además, esta ciudad fue sede de SAHIC 2014, donde más de 300 ejecutivos de primer nivel vinculados con las inversiones en hotelería, turismo y real state, pudieron apreciar el potencial de negocios que ofrece esta ciudad centenaria.

Tres que miran al futuro 

Perú, Colombia y Chile finalizan  el año con la satisfacción de saber que están trabajando con un objetivo a largo plazo, pero que ya está dando buenos resultados.  De hecho, los dos primeros se encuentran en el ranking de los que más inversiones extranjeras directa están recibiendo, y para impulsar aún más esta tendencia, la organización “Proexport Colombia” cambió recientemente su nombre por “PROCOLOMBIA”, mientras que Chile se esfuerza para captar turistas de todas partes del mundo.

El 2015 se presenta con mucho optimismo en estos tres países, en especial Perú, que está recibiendo fuertes inversiones internacionales para el desarrollo de la hotelería y servicios vinculados al turismo de alto nivel gracias a sus políticas que incluyen acceso a financiación por un lado y, por el otro, asesoramiento personalizado y promoción del país como destino turístico a través de las acciones que realizan organismos como Mincetur, Promperu y Marca país. Además, Lima será sede de SAHIC 2015, por lo que será una oportunidad ideal para que la capital luzca su esplendor ante los más de 400 asistentes que se congregarán para analizar las posibilidades de inversión.

Los más castigados

Argentina y Venezuela son la excepción al resto de la región. Sus problemas económicos, políticos y sociales (por ejemplo, los casos de inseguridad), hacen que los empresarios del sector no vean a estos mercados muy apetecibles. Si a esto le sumamos los problemas de seguridad jurídica y las variaciones en la cotización de dólar, entre otras cuestiones, es fácil comprender que estamos hablando de dos países muy particulares, cuyo contexto es muy complejo de entender para los inversores internacionales e incluso para los turistas que viajan en busca de aventuras.

Por último, Uruguay está trabajando arduamente para no depender tanto de la economía de Argentina, especialmente en el rubro inmobiliario y el turismo. Por este motivo, mientras se prepara para un verano 2015 con poco turismo internacional comparado con el pasado, está implementando acciones para atraer a los viajeros brasileros.

Salvo estos casos particulares, en rasgos generales la región cierra un gran año y se prepara para comenzar un 2014 lleno de expectativas.

Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo internacional aumentó un 4,6% durante el primer semestre de 2014. En Sudamérica y Centroamérica la cifra escaló hasta el 6%, mientras que en el Caribe subió un 5%. Además,  estimaciones de la OMT indican que el 25% de los turistas que llegan a los países latinoamericanos provienen de la misma región.

En este contexto, alcemos la copa por un 2015 en el cual florezcan aún más los emprendimientos vinculados con la hotelería y el turismo. Y, si bien está claro que Perú, Brasil, Colombia y Ecuador son los países que más oportunidades de inversión presentan, seguidos por Bolivia y Chile, el panorama también es alentador para Paraguay y Uruguay  siempre y cuando logren fortalecer su marca país. En épocas de pedir deseos, no hay que perder las esperanzas de que Argentina y Venezuela encuentren su rumbo para que se sumen a la tendencia de la región, ya que todo indica que turismo será una de las actividades económicas que más crecerá en Latinoamérica durante la próxima década.

¡Felices Fiestas y próspero Año Nuevo!

 Arturo García Rosa

2 comentarios en “Fin de año: tiempo de balances y proyectos”

  1. Muy buen artículo resumiendo la situación de la región, que está claramente en auge. Le deseo unas muy felices fiestas Arturo, fue un placer conocerle en SAHIC 2014 y espero estar presente en SAHIC 2015, el mejor evento del año sin duda para conocer y participar de la actualidad hotelera e inversora en Sudamérica. Felicitaciones también por esa fabulosa organización que lidera su equipo.