Argentina: El Turismo queda en deuda consigo y la sociedad

El diario El Cronista publicó mi opinión sobre el sector turístico en la Argentina, y cómo se trató este tema en la última edición del Coloquio IDEA.

En este link pueden leer el artículo tal como fue difundido a través del mencionado medio de comunicación. De todos modos, a continuación, lo transcribo:

El Turismo queda en deuda consigo y la sociedad

El turismo pareciera deambular por un laberinto claroscuro sin saber muy bien lo que le espera al final del recorrido.
El tema lleva tiempo y solo se ventila en pasillos reservados eludiendo hacer evidentes las opiniones de los empresarios más importantes del sector con relación a la difícil situación que el negocio experimenta en la Argentina desde fines del 2011.
El turismo ha sido –sin duda– la primera señal de que seguía existiendo vida más allá del descalabro de la crisis del 2001. Desde aquel entonces el turismo dejó plenamente en claro que tenía mucho que aportar. En la década 2002-2011 el ingreso de turistas llegó a duplicarse, pasando de 2,8 a 5,7 millones, lo que le permitió ponerse al tope de los países receptores en toda la región. En tanto el ingreso de divisas por gasto turístico se incrementó de u$s 1476 a 5259 millones para el mismo período, un 256%.

MDQ


Pero eso es ya historia antigua. El cepo al dólar, la inflación, la sensación de inseguridad y la falta de clima de negocios frenaron el proceso de crecimiento para comenzar el recorrido a contramano de lo que continúa ocurriendo en casi toda la región.
Desde hace ya tiempo el oprobio es aún mayor: gran parte de los turistas que nos visitan optan por pagar todo en efectivo. Ya no solo los más osados se atreven sino que comienzan a ser excepción los que no lo hacen. Creer que el crecimiento del turismo que se producirá en el último trimestre de este año al amparo de la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue será el resultado de una política de estado, es tan ridículo que no merece comentario.
La paradoja de la década ganada
Qué paradoja, de la ‘condena al éxito’ y ‘la década ganada’, a estar inmersos en una sociedad que vista desde los ojos de afuera luce como decadente y pareciera no terminar de decidirse a torcer ese designio. ¿Será que en el afán del ‘vamos por todo’ pretenden incluso arrebatar los sueños de la sociedad? Ese debiera ser claramente el límite.
El reciente coloquio de IDEA ha sido el mayor marco de reverberación de la voz del empresariado con relación a la situación del país y, sobre todo, respecto del indudable agotamiento de un modelo que hace agua por demasiados lados, hipoteca el futuro de la Nación y, lo que es peor, ha divido a la sociedad.
En este contexto el sector debe asumir su compromiso y acompañar a sus colegas de otras industrias haciendo escuchar su voz. Es comprensible que el temor haya silenciado voces que tanto significan en esta industria, pero es inadmisible que la única que se pronuncie provenga de quien diciendo representar a toda la industria sostiene y aplaude políticas que lo único que hacen es sumergir al Turismo y a otros grandes sectores de la sociedad. Es hora de vencer los miedos aún cuando desde el Estado se pretenda hacer uso del poder para acabar con lo que debiera promover, el disenso.
Un universo de 12 millones de turistas con ingresos de más de u$s 14 mil millones anuales y nuevas inversiones del orden de los 3500 millones aguardan que el sector se ponga de pie y haga sentir su voz acompañando al resto de los actores de la sociedad que comienzan a asumir el compromiso de saber que el futuro del país necesita del compromiso de todos.
Se trata de un desafío del sector para consigo mismo y una obligación para con la sociedad.

2 comentarios en “Argentina: El Turismo queda en deuda consigo y la sociedad”