El turismo tiene mucho que ofrecer a la economía mundial

Durante mi exposición en la séptima edición de SAHIC 2014, que se está llevando a cabo hoy y mañana en Quito, Ecuador, hablé acerca del pasado, presente y futuro de la industria de la hotelería y el turismo en Sudamérica.

Foto 15-09-14 12 34 49

Qué hay de nuevo

Observo varias tendencias: en Sudamérica están apareciendo nuevos países en escena para los inversores, como Ecuador Bolivia y Paraguay. Por este motivo, en ellos se están en desarrollando varios emprendimientos vinculados con la hotelería, el turismo y el Real State.

Otra tendencia muy interesante que ya se está percibiendo es el desarrollo turístico de ciudades secundarias. Se trata de un fenómeno muy positivo si se tiene en cuenta que estas industrias implican creación directa e indirecta de empleo e ingresos de divisas.  A propósito, y en base a estudios internacionales, los viajeros que más gastan son los chinos, seguidos por los norteamericanos y brasileros. En relación a este aspecto, mientras que los turistas en el mundo gastan x día 1.070 dólares, en Sudamérica, la media es 870 dólares. De esta manera aquí tenemos un gran desafío por superar”.

De cara al futuro

Según estadísticas de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Sudamérica recibió  27,4 millones de turistas en el 2013, y se estima que esta cifra aumentará considerablemente durante los próximos años. De hecho, se prevé que el número  podría crecer hasta los 40 millones de arribos en 2020 y hasta los 58 millones para el año 2030, según las proyecciones estimadas en un informe de la Unidad Temática de Turismo (UTT).

En este contexto, el 44% de los nuevos proyectos hoteleros en la región están enfocados en el segmento de los servicios básicos y medios. Además, en Brasil se crearán unas 42.000 habitaciones en los próximos años.

Teniendo en cuenta el panorama alentador sobre el arribo de viajeros en Sudamérica, y el impacto que la industria del turismo tienen en la cultura de los pueblos, su economía e incluso el medio ambiente, es necesario que actuemos de manera sustentable, no solo para cuidar el planeta, sino pensando en el futuro de nuestra descendencia.

Para concluir, quiero destacar que el cuidado del planeta no es una opción. Debemos cuidar el medioambiente, y en este contexto Sudamérica cuenta con una geografía privilegiada, con grandes reservorios de agua y tierras disponibles para ser utilizadas. Sin dudas el negocio de la hotelería y el turismo en Latinoamérica aún no ha sorprendido al mundo.