Trabajar para que los turistas sean nuestros embajadores

La atención al cliente es quizás el aspecto más importante del turismo, más aún cuando se lo compara con cualquier otra industria. En este sentido, un país puede tener los paisajes más atractivos del mundo, pero si no se relaciona bien con los turistas, quedará a mitad de camino en el desarrollo de este sector.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por otra parte, se sabe que la información negativa vuela mientras que la positiva viaja a caballo. Por eso, una vez que los turistas tienen malas experiencias, los comentarios de boca en boca correrán rápidamente, mientras que una buena atención convertirá al turista en un verdadero embajador. Y todo esto sin tener en cuenta el poder de Internet, que permite que los comentarios puedan ser leídos por miles de personas.
Es por esto que los hoteles y las organizaciones vinculadas a la actividad turística deberían proporcionar a su personal la formación necesaria para relacionarse de manera adecuada con el turista, en base a los estándares internacionales.
La atención al cliente implica ser encantador, pero a la vez cortés y rápido para responder a las necesidades de los huéspedes. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes de la atención al cliente es la actitud: Un país puede tener las mejores atracciones turísticas del mundo y excelentes hoteles, pero si el persona no tiene una buena predisposición para ejercer su trabajo, los turistas no se sentirán totalmente bien atendidos.
Por último, hay un dato clave que debe ser recordado siempre: hay muchos países con lugares muy interesantes, que aún no han sido explotados turísticamente para que sean apreciados por el resto del mundo.