En Bolivia el desarrollo del turismo en una asignatura pendiente

El turismo es una industria que mueve millonarias sumas de dinero, por eso es una actividad estratégica para numerosos países alrededor del mundo.  Sin embargo, se trata de una actividad aún no explotada por distintas naciones que tienen un enorme potencial de desarrollo, es el caso de Bolivia que, si bien cuenta con valiosos atractivos turísticos, no ha podido aún aprovecharlo de la mejor manera por factores varios tales como la inseguridad, las convulsiones sociales, los estados de las rutas, la infraestructura hotelera y el deficiente sistema de transporte.

mirabolivia_imagenes

De todos modos, el turismo ha crecido en Bolivia al ritmo en el que se han ido desarrollando inversiones privadas. Sin embargo, para que este sector despegue es necesario el compromiso del Estado, quien debe ponerse manos a la obra para mejorar los caminos, sentar bases para un mejor sistema de comunicaciones, modernizar los aeropuertos y las terminales terrestres, mejorar el servicio en las oficinas migratorias; garantizar la seguridad ciudadana, eliminar el narcotráfico y los factores que desprestigian al país, por nombras solo algunas cuestiones.

De acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de Turismo (OMT), el turismo mueve en todo el mundo unos 900.000 millones de dólares, sin considerar las actividades que se mueven en virtud de este sector. Por ejemplo, este año esta cifra será muy superior como consecuencia del Mundial de Futbol.

Bolivia tiene, entonces, una gran oportunidad, ya que tiene bellezas únicos por mostrar a los viajeros de todo el mundo, como Tiahuanaco, el lago Titicaca, el salar de Uyuni, las selvas tropicales, las reservas naturales y otros que van desde los atractivos precolombinos, hasta la misma herencia colonial.

Sin embargo, el país figura entre los 40 países de mayor riesgo para el turismo, por eso varios países recomiendan a sus ciudadanos tomar precauciones en caso de que deseen visitar Bolivia. ¿De qué sirve la riqueza cultural, la conservación de un patrimonio ancestral único, las maravillas que la naturaleza, y que la UNESCO haya declarado patrimonio de la humanidad a varias ciudades, al carnaval de Oruro o a la cultura Kallawaya, si los potenciales turistas sienten miedo de caminar por las calles de Bolivia?

Sin dudas, desarrollar y apostar por el turismo no implica solo abrir nuevos hoteles y hacer publicidad de los lugares más bonitos para visitar, sino de garantizar a los visitantes que se encontrarán con un país en donde disfrutarán de las cosas más lindas de la vida, y no padecerán situaciones que, en sus propias naciones, no han experimentado nunca.