El cepo al dólar y la inflación dañan al turismo

El actual cepo al dólar y el proceso inflacionario se han convertido en un cocktail explosivo que amenaza el futuro del turismo en Argentina. El Cronista – 15/08/12

Arturo García Rosa    Presidente HVS South America

El cepo cambiario le ha provocado a la industria lo que ninguna política de estado sobre el tema debiera permitir, cual es subsidiar viajes hacia destinos extranjeros por sobre la política de promover los viajes en y hacia el país.
Por su parte, el proceso inflacionario ha impactado de lleno en el negocio de los hoteles poniendo a los mismos en una situación muy compleja, al punto de comenzar a arrastrar a muchos de ellos hacia escenarios de déficit que comenzarán a volverse insostenibles.
El turismo en el país ha mostrado un crecimiento impresionante en el último decenio, pasando de recibir 2,8 millones de turistas en 2002 a 5,7 en el 2011, para ponerse de esta manera al tope del ranking en Sudamérica. Le siguen Brasil con 5,4 millones, Chile con 3,1; Colombia con 3 y Perú con 2,6. Una industria que en Argentina no recibe ningún tipo de beneficio comparable a la de sus vecinos. Ni la devolución del IVA al turista que se aplica en Uruguay, Chile y Perú, ni la desgravación de impuestos que impera en Colombia.
Pero la situación ha comenzado a cambiar drásticamente merced a una serie de medidas que golpean también a otros sectores de la economía.
Desde hace algún tiempo se manifiesta una caída en la recepción de turistas en el país. Según la encuesta del ETI (Ingreso de turistas extranjeros) del Indec, la misma ha sido del 2% para el primer cuatrimestre del 2012. En tanto que en el caso de Chile, Perú y Colombia el crecimiento sigue sostenido, registrándose alzas del 15%, 11% y 4% respectivamente.
El turismo en Argentina necesita sin dilación que se tomen medidas sobre cuestiones que amenazan su salud. Suena muy duro saber que proyectos importantes comienzan a ser discontinuados. Esto y la decisión de unas cuantas compañías de prestigio internacional de retirarse del país no son una buena señal. Aún sin aquellos beneficios de nuestros vecinos, Argentina tiene todas las condiciones par aspirar a recibir 10 millones de turistas, pero no se logrará si persiste este estado de situación.
La inflación, el cepo al dólar, la restricción a las importaciones, son realidades que necesitan ser modificadas.
Países que otrora no se hubieran imaginado marcan el camino. En Chile, Perú y Colombia la inflación está en el rango del 2,5 al 3,3% para el 2012, el acceso al dólar es libre, no existen restricciones a las importaciones, han desplazado a la Argentina al sexto lugar en la recepción de inversión extranjera directa en Latinoamérica, y las relaciones que mantienen con el mundo en general fluyen de manera razonable. Todo muy lejos de lo que estamos pregonando.
“El mundo se cae ha pedazos”, escuchamos con cierta asiduidad, pero basta solo recorrer un poco las comarcas vecinas para entender que la realidad es otra y desde allí creen que somos nosotros quienes nos estamos cayendo a pedazos.
Ojalá que el árbol no tape el bosque y que las medidas que se necesitan implementar sin más dilación sean diseñadas pensando en un futuro grande.

El-cepo-al-dolar-y-la-inflacion-daan-al-turismo-20120815-0044.html