Tráfico aéreo mundial de pasajeros modera avance y crece un 4,4 % en junio

La tendencia mundial del tráfico de pasajeros sigue creciendo, pero a un ritmo menor de lo que lo venía haciendo, sin embargo Latinoamérica continúa mostrando su momento con un incremento del 14,3%.

Foto Jordy van Wees

El tráfico aéreo mundial de pasajeros aumentó un 4,4% en junio respecto al mismo mes del año anterior, según los datos divulgados hoy por la Asociación Internacional para el Transporte Aéreo (IATA).

La tendencia del tráfico de pasajeros sigue creciendo, pero a un ritmo menor de lo que lo venía haciendo en los últimos meses tras la remontada posterior a la crisis, según la IATA, por culpa del aumento de los precios del petróleo.

El tráfico de pasajeros en vuelos internacionales se incrementó en junio un 5,9%, mientras que en vuelos domésticos lo hizo un 1,9 %.

Además, durante el mes de junio las plazas aéreas disponibles para pasajeros aumentaron un 5%, un 7,2% en vuelos internacionales y un 1,5% en vuelos internos.

Frente al crecimiento en el número de pasajeros, el transporte de mercancías en avión disminuyó un 3 % respecto a junio de 2010, a pesar de que la capacidad para este tipo de transporte se incrementó un 1,9 % en el mes de junio.

El transporte de mercancías no ha vuelto a crecer desde agosto del pasado año y se mantiene todavía un 6% por debajo del pico alcanzado en junio de 2010 cuando los síntomas de la crisis comenzaron a remitir.

América Latina fue la región que experimentó una subida más fuerte en el tráfico aéreo de pasajeros -del 14,3% respecto a junio de 2010- un incremento algo inferior al 21,3% de mayo debido a las cancelaciones de vuelos por culpa del volcán Puyehue de Chile.

En Europa el tráfico de pasajeros creció un 8,9%, en Oriente Próximo lo hizo un 6,4%, en América del Norte un 2,4% y un 3,3% en Asia Pacífico.

En África la demanda de pasajeros cayó un 2,9% respecto al mes de junio de 2010.

Respecto al tráfico aéreo de mercancías, en Asia Pacífico, que representa el 40,5% de la cuota de mercado, se registró la mayor caída interanual, del 5,8%, fundamentalmente por los efectos adversos del desastre de Fukushima en Japón y por la ralentización del crecimiento de China.

 

Fuente: Ag. EFE