Expectativa por el mensaje de Humala a horas de su asunción como Presidente de Perú

Cuando a las 10:30 hs de Lima, el presidente electo del Perú, Ollanta Humala, se apresté a realizar el juramento de práctica, muchos ojos y oídos estarán atentos al discurso que se espera despeje las dudas que todavía persisten respecto del sesgo que le impondrá su gobierno respecto de la continuidad o no del programa económico que ha permitido este largo ciclo de crecimiento que impulsaron Toledo y García.

Ollanta Humala - Foto El Comercio

Si bien el nombramiento de muchas figuras de su nuevo gabinete dan una señal del interés del nuevo presidente de sostener el rumbo, la mayoría de la población que optó por otras alternativas, algo como el 70%, espera que el mensaje presidencial confirme la vocación de disminuir los índices de pobreza mejorando la distribución del ingreso, pero ratificando los lineamientos generales del rumbo económico que ha puesto a Perú como el país de más sostenido e importante crecimiento económico en Sudamérica.

Lo que es cierto es que Humala deberá sacar a relucir sus mejores recursos para manejarse entre las expectativas de aquella mayoría que no lo votó con las expectativas de sus seguidores.

Es que ese 30% que lo llevó a ganar la primera magistratura espera rápidas medidas que aseguren una mayor inclusión social y una mayor intervención del estado en cuestiones que aseguren el camino a que las mejoras que experimenta la economía en el país derrame a los sectores de menos recursos.

La buena noticia es que tantos unos como otros, o sea prácticamente la totalidad de la población, espera que continue la estabilidad económica y se profundice el camino del crecimiento.

En un mundo lleno de amenazas, el discurso de Humala será clave para despejar algunas dudas y alentar al sector privado para que continué e incluso amplíe los planes de inversión que están en carpeta y que por cierto son una de los caminos para continuar en la del crecimiento.