Relax en palacios rurales

Arquitectura, gastronomía, historia y paisajes en estancias donde lo rústico y tradicional se vuelve un lujo. Emilia Subiza, La Nación 24-07-11

Estancia La Paz - Foto BBH

Nada como el aire de campo para relajarse. Y aunque el aire es gratis, bien justifica su valor cuando se conjuga con la arquitectura de antiguos castillos, una gastronomía en que lo tradicional encuentra su refinamiento y actividades en que lo rústico se vuelve un lujo. La Argentina tiene una variada oferta de estancias, pero sólo unas pocas ofrecen servicios equiparables a la hotelería de máxima categoría.

Carlos San Martín, socio del portal Estancias Argentinas.com, señala que los establecimientos «superiores» se destacan especialmente por su infraestructura. «No es lo mismo un palacio reciclado que una casa colonial. Las alternativas premium ofrecen comodidades muy similares a los cinco estrellas», agrega.

Estancia Villa María, en Máximo Paz, provincia de Buenos Aires, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura Túdor. Se terminó de construir en 1927 y está en medio un parque diseñado por el paisajista Carlos Thays. Las once habitaciones cuentan con camas king o twin, con sábanas de algodón egipcio y baños con amenities de L’Occitane. El precio va de los US$ 350 y los US$ 450 por noche, más impuestos. Entre los varios atractivos, se destacan las degustaciones de vino en cava propia, sala de billar y habanos, cabalgatas, paseo en carruajes y cancha tenis. Hay también un programa de bienestar, con actividades como yoga, masajes, reiki y pilates.

La estadía en estancias suele incluir en su tarifa un régimen de pensión completa con cuatro comidas. Sólo algunos servicios extras, como masajes y las bebidas alcohólicas, pueden no estar incluidos.

A orillas del río Salado, entre Lezama y Castelli, estancia Bella Vista de Guerrero se destaca por su elegante casco histórico y por ser una de las pocas que cuentan con un área de spa con jacuzzi, sauna, ducha escocesa, sala de masajes y área de relax. La estadía por noche va de los $ 620 a $ 850 para residentes, y de US$ 210 a US$ 235 para extranjeros. Otra alternativa en Uribelarrea es la estancia La Figura. Posee 13 suites con baños y antebaños, decorados con mayólicas de Sevilla, mosaicos venecianos, griferías y demás servicios de Pas-de-Calais. Cuesta $ 600 por noche en la suite de lujo, y $ 840 en la principal.

Agustina Trucco, creadora de The Best Boutique Hotels (The BBH), una firma que certifica estos establecimientos, opina que para ser premium la infraestructura o inversión no alcanza. «Tener la mejor sábana o el mejor spa no es suficiente. Hay que brindar una experiencia diferente para viajeros que son consumidores emocionales», agrega. Menciona el caso de la estancia El Colibrí, a 70 kilómetros de Córdoba, que ofrece una propuesta de valor según el perfil del huésped. Por ejemplo, se puede ir a la granja a elegir los ingredientes para la cena con el chef y cocinar con él. Las tarifas por noche rondan los US$ 600 por noche.

link: www.lanacion.com.ar/1391708-relax-en-palacios-rurales